¡Comenzamos por todo lo alto nuestras visitas a los 13 imprescindibles de la Sierra de Guadarrama!

Empezamos ya el día 10 de Marzo y no podíamos hacerlo de mejor forma, nada menos que con una visita guiada al Valle de la Barranca.

Esta visita lo tiene todo para convertirse en una experiencia que no olvidará fácilmente. Este precioso valle no sólo tiene unos maravillosos pinares y robledales propios de la Sierra de Guadarrama. También dispone de dos preciosos embalses en dónde la vegetación se refleja como en un espejo, siendo una de las imágenes más representadas de toda la Sierra.

El Valle de la Barranca además tiene la peculiaridad de tener amplias zonas de ladera cubiertas por Gayuba,  -uva ursis-, cuyo nombre significa la uva del oso, uno de los alimentos preferidos por este animal que pobló estos bosques hasta la Edad Media y que era una de las piezas de caza favorita de los nobles que se acercaban por estos lares. Esta planta da un aspecto característico a este valle que le hace diferenciarse del resto de lugares del Parque Nacional.

Es un sitio idóneo para el avistamiento de todo tipo de aves, entre los que podemos encontrar algunas de gran belleza como rabilargos, arrendajos, herrerillos, carboneros o picapinos, además es probable ver durante el recorrido otro tipo de fauna silvestre como zorros, corzos o incluso, si tenemos suerte, podremos distinguir la silueta de algún gato montés en las proximidades.

Nos adentraremos por un sendero que nos permitirá ir ascendiendo sin mucho esfuerzo y en el que se encuentran algunos de los mejores miradores de toda nuestra comunidad, permitiéndonos descubrir en el horizonte elementos significativos de la ciudad de Madrid, como las cuatro torres o las torres inclinadas de Plaza de Castilla que se vislumbran claramente en los días claros.

Coronaremos el Mirador de las Canchas dónde las aves que podremos admirar desde allí serán, en este caso, las mas grandes, como buitres leonados e incluso alguno negro y, también es probable visualizar a las maravillosas águilas.

Desde este mirador tendremos una magnífica perspectiva de una de las montañas más emblemáticas de todo el Parque Nacional, nos estamos refiriendo a La Maliciosa, que tendremos justo en frente y podremos contemplar en toda su magnitud. Esta vista también nos permitirá seguir todo el cordal hasta el Alto de las Guarramillas, más conocida como La Bola del Mundo, donde descubriremos una perspectiva muy diferente de las grandes antenas que alberga su cima.

Nos repondremos de todo este torrente de sensaciones comiendo en un restaurante singular del bello pueblo de Navacerrada, uno de los más visitados de toda la Sierra de Guadarrama, con su arquitectura unificada en piedra en todo el centro de la de localidad y a pocos metros de uno de los embalses urbanos más bellos de todo el centro penínsular.

Ya tranquilamente realizaremos una visita panorámica en autobús por el entorno de estos bellos parajes que recientemente han sido declarados como Parque Nacional pero que han servido de inspiración a los más grandes artistas de la historia de nuestro país desde hace siglos, como Quevedo, Cervantes, Vicente Aleixandre, Antonio Machado, Azorín, Juan Ramón Jimenez, Camilo José Cela, Bardasano, Sorolla o el gran Velazquez, entre muchos otros.

¿A alguien se le ocurre un plan mejor?

 

Suscríbete a nuestra Newsletter

Suscribete a nuestra lista y recibe noticias y ofertas de nuestros productos

You have Successfully Subscribed!