Setas tóxicas que te puedes encontrar en España

Cuando recolectamos setas, es importante estar familiarizado con las variedades más peligrosas por si nos topamos con ellas.
Setas peligrosas

Aunque la recolección de setas no sea tu pasatiempo preferido, es crucial familiarizarse con las variedades más peligrosas por si nos topamos con ellas durante alguna excursión por el bosque.

Finalmente, tras una prolongada temporada estival, han llegado las lluvias, lo que indica que estamos en plena época de setas. Desde ahora hasta Navidad, podremos encontrar una amplia gama de variedades en tiendas y supermercados, aunque su precio no sea precisamente económico.

Otra alternativa es buscarlas personalmente en el campo, aunque esta actividad no sea recomendable para quienes no poseen los conocimientos suficientes para distinguir entre las comestibles y las venenosas… y algunas de estas últimas pueden ser mortales.

En la Península Ibérica, se han identificado alrededor de 1500 especies de setas, de las cuales al menos 100 son tóxicas. Por eso, es fundamental conocer cuáles son aquellas que debemos evitar tocar y, mucho menos, consumir, ya sea que las recojamos o las encontremos durante un paseo.

Aunque no están todas las especies peligrosas, a continuación te mostraremos las más comunes en nuestros entornos naturales.

Las amanitas son un grupo de setas que requieren especial precaución, ya que, a pesar de su diversidad en apariencia, ninguna de ellas es segura para el consumo humano. De hecho, el 90% de las intoxicaciones mortales por setas son causadas por las amanitas.

Amanita Phalloides:

Encabezando la lista de peligros, esta seta es potencialmente mortal. Se distingue por su característico color verdoso.

Esta seta ha sido responsable de la muerte de muchas personas debido a sus toxinas, que afectan gravemente al hígado y los riñones, provocando fallo hepático. Además, su síndrome de acción lenta dificulta la identificación precisa de la intoxicación, por lo que es crucial no confundirla con setas comestibles. Entre las víctimas famosas se encuentran los emperadores Claudio y Carlos VI de Habsburgo.

Amanita Phalloides

  

Amanita verna:

Es particularmente peligrosa debido a su similitud visual con el champiñón silvestre. Suele encontrarse en dehesas y pinares y contiene una cantidad significativa de alfa-amanitina, una toxina que puede provocar fallos hepáticos y cuyos efectos se manifiestan entre 6 y 24 horas después de la ingestión.

Amanita verna

  

Amanita junquillea:

Presenta un sombrero de tonalidad que va desde el amarillo hasta el ocre. Aunque en otras regiones se consume, aquí se considera tóxica debido a su capacidad para causar alteraciones en el sistema neurológico.

Amanita junquillea

  

Amanita Muscaria:

Otra variedad que requiere extrema precaución es la Amanita Muscaria. A pesar de su aspecto atrayente, que recuerda a las setas de los cuentos de hadas, sus efectos se manifiestan aproximadamente dos horas después de ser ingerida, provocando vómitos, diarrea, alucinaciones, delirio y convulsiones, pudiendo incluso inducir un estado de coma.

Amanita Muscaria

  

Amanita pantherina:

Esta variedad se encuentra en diversos hábitats como pinares, robledales, castañares y bosques mediterráneos, caracterizándose por su sombrero marrón moteado de escamas blancas. Sus efectos se hacen sentir entre media hora y dos horas después de ser consumida, manifestándose con confusión, alteración del estado de conciencia, delirio, agitación acompañada de agresividad y, en ocasiones, alucinaciones.

Amanita pantherina

  

Lepiota Brunneoincarnata:

Esta seta es extremadamente tóxica y su ingestión puede ser mortal. A pesar de su tamaño reducido (menos de 8 cm de diámetro), puede representar un peligro real ya que se encuentra en praderas, parques, jardines, matorrales y bordes de caminos.

Lepiota Brunneoincarnata

  

Agaricus xanthodermus:

Conocido popularmente como falso champiñón o champiñón maloliente, esta variedad se asemeja mucho al champiñón común, pero su característico olor a fenol la delata. Aunque rara vez sea mortal, es peligrosa debido a los trastornos intestinales que puede causar, especialmente en personas mayores y niños.

Agaricus xanthodermus

  

Cortinarius orellanus:

Los síntomas de intoxicación por esta seta pueden tardar dos o tres días en manifestarse, lo que agrava su peligrosidad. Comienza con náuseas, vómitos, dolor de estómago y/o de cabeza, y puede evolucionar hacia una insuficiencia renal que podría ser letal.

Cortinarius orellanus

Escapada en el día en familia a Pedraza

Escapada en el día en familia a Pedraza

Planear una excursión familiar a uno de los pueblos más encantadores y bien preservados de España puede ser una excelente idea para el fin de semana. Ubicada en la provincia de Segovia, a 130 km de Madrid y a 38 km de la ciudad de Segovia, esta hermosa localidad,...

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *