Aprende a preparar fabulosos platos con setas de la Sierra de Guadarrama,

Cómo cocinar setas: Recetas

Después de conocer los tipos de setas más comunes que habitan en la Sierra de Guadarrama, vamos a aprender a cocinarlas, sacando provecho de la micología. Acompáñanos y aprenderás a elaborar estas riquísimas recetas para el deleite de todos los paladares, Boletus El Boleto comestible es altamente apreciado en la gastronomía debido a su sabor […]

Después de conocer los tipos de setas más comunes que habitan en la Sierra de Guadarrama, vamos a aprender a cocinarlas, sacando provecho de la micología.

Acompáñanos y aprenderás a elaborar estas riquísimas recetas para el deleite de todos los paladares,

Boletus

El Boleto comestible es altamente apreciado en la gastronomía debido a su sabor y textura única. Se utiliza en una variedad de platos, como sopas, guisos, risottos, pasta y acompañamientos de carnes. Su aroma y sabor pueden intensificarse mediante la deshidratación, y las setas secas también son muy populares. 

Dado su valor culinario y ecológico, es esencial recolectar el Boleto comestible con responsabilidad y respeto hacia el medio ambiente. Se debe evitar arrancar el micelio para permitir la regeneración de nuevas setas en futuras temporadas. También es fundamental conocer bien la especie y evitar recolectar setas que no se puedan identificar correctamente, ya que existen especies similares tóxicas que podrían confundirse con el Boleto comestible. 

En algunas áreas, la recolección de Boleto comestible puede estar regulada, y es importante conocer las normativas locales para evitar daños al ecosistema y garantizar la sostenibilidad de esta especie tan apreciada. En definitiva, disfrutar de la recolección y el consumo responsable de esta deliciosa seta es una forma de apreciar y valorar la biodiversidad que nos brinda la naturaleza. 

El Boleto comestible (Boletus edulis) es una seta muy apreciada en la gastronomía por su sabor y textura. Aquí te presento algunas recetas deliciosas para disfrutar de esta seta en toda su gloria: 

  • Risotto de boletus: Un clásico de la cocina italiana. Saltea los boletus cortados en trozos con un poco de mantequilla y ajo. Luego, añádelos al risotto, junto con caldo de verduras y queso parmesano. Cocina hasta que el arroz esté al dente y sirve con un poco de perejil fresco por encima. 
  • Boletus al ajillo: En una sartén, calienta aceite de oliva y agrega ajos picados finamente. Cuando los ajos estén dorados, añade los boletus en láminas y saltea a fuego medio hasta que estén tiernos. Sazona con sal, pimienta y perejil. 
  • Crema de boletus: Sofríe cebolla y ajo en mantequilla hasta que estén dorados. Agrega los boletus troceados y cocina por unos minutos. Añade caldo de verduras y deja cocinar hasta que los boletus estén tiernos. Luego, pasa la mezcla por una licuadora o procesador de alimentos hasta obtener una crema suave. Sirve caliente y decora con un chorrito de aceite de trufa. 
  • Boletus a la parrilla: Corta los boletus en rodajas gruesas y marínalos en una mezcla de aceite de oliva, ajo picado, tomillo y romero. Luego, ásalos en una parrilla caliente hasta que estén dorados y tiernos. Sirve como guarnición o como parte de una tabla de antipasti. 
  • Huevos con boletus: Saltea los boletus en mantequilla y añade un poco de cebolla picada. Luego, añade huevos batidos y cocina a fuego lento hasta que estén cuajados. Sirve con un poco de queso rallado por encima. 
  • Pasta con boletus: Cocina pasta al dente y reserva. En una sartén, saltea boletus con ajo y aceite de oliva. Añade la pasta cocida y mezcla bien. Agrega un poco de caldo de verduras y crema para darle cremosidad. Espolvorea con queso parmesano antes de servir. 

Recuerda siempre limpiar bien los boletus antes de cocinarlos, eliminando cualquier resto de tierra. También es importante cocinarlos correctamente para resaltar su sabor y evitar la posibilidad de alguna reacción adversa en personas sensibles.

Amanita de los césares 

La Amanita caesarea es altamente apreciada por su delicado sabor y textura, muy apreciada en la gastronomía, pero también puede ser tóxica si no se recolecta y cocina correctamente Se puede preparar de diversas formas en la cocina, como asada, a la parrilla, en revuelto o en guisos. Al cocinarla, su color anaranjado brillante se mantiene y es una delicia para el paladar. 

Sin embargo, es importante destacar que la Amanita caesarea tiene especies similares tóxicas, como la Amanita muscaria, que es fácilmente confundible debido a su aspecto general y al color rojo del sombrero y las láminas. Por lo tanto, se recomienda extrema precaución al recolectar y consumir esta seta, especialmente si no se cuenta con un conocimiento adecuado en identificación micológica. 

Para evitar accidentes y envenenamientos, es esencial estar completamente seguro de la identificación de la Amanita o cualquier otra seta comestible antes de consumirla. y acudir a expertos micólogos o grupos especializados para aprender y disfrutar de esta actividad de manera segura y responsable. 

Dicho esto, si cuentas con la certeza de que has recolectado Amanita de los césares y deseas disfrutar de su sabor delicado, aquí tienes una receta sencilla y deliciosa: 

Amanita de los césares a la parrilla con ajo y perejil: 

Ingredientes: 

  • Amanitas de los césares limpias y cortadas en rodajas gruesas 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Dientes de ajo picados 
  • Perejil fresco picado 
  • Sal y pimienta al gusto 

Instrucciones: 

  • Limpia bien las Amanitas de los césares, eliminando cualquier resto de tierra. Puedes usar un cepillo suave o papel de cocina húmedo para limpiarlas cuidadosamente. 
  • Corta las setas en rodajas gruesas y colócalas en un bol. Agrega suficiente aceite de oliva para cubrir las setas y mezcla bien para asegurarte de que todas estén bien impregnadas. 
  • En una sartén o parrilla caliente, agrega un poco más de aceite de oliva y saltea los dientes de ajo picados hasta que estén dorados y fragantes. 
  • Añade las rodajas de Amanita de los césares a la sartén o parrilla y cocínalas a fuego medio-alto durante unos minutos por cada lado, hasta que estén doradas y tiernas. Evita cocinarlas en exceso para mantener su textura suave y sabor delicado. 
  • Una vez que las setas estén cocidas, retíralas del fuego y sazona con sal y pimienta al gusto. Espolvorea con perejil fresco picado antes de servir. 
  • Puedes servir las Amanitas de los césares a la parrilla como acompañamiento de carnes o pescados, o simplemente disfrutarlas como plato principal con una ensalada fresca. 

Recuerda siempre tener la certeza de la identificación de las setas antes de recolectarlas y consumirlas. Si no estás seguro, es mejor consultar a expertos micólogos.

Macrolepiota procera

La Macrolepiota procera es una seta muy apreciada en la gastronomía debido a su tamaño, sabor delicado y textura. Se puede preparar de diversas formas, como a la parrilla, asada, rebozada o en guisos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas personas pueden ser sensibles a esta seta, por lo que se recomienda cocinarla adecuadamente antes de su consumo. 

Es fundamental recolectar la Macrolepiota procera con responsabilidad y asegurarse de que se trata de una especie identificada correctamente. Si no estás seguro de la identificación de las setas que recolectas, es mejor consultar a expertos micólogos o grupos especializados antes de consumirlas. La seguridad es primordial al disfrutar de la recolección y el consumo de setas. 

Aquí tienes algunas recetas deliciosas para disfrutar de esta seta en toda su gloria: 

  • Parasol a la parrilla con ajo y hierbas: Corta las Macrolepiotas en rodajas gruesas y marínalas en una mezcla de aceite de oliva, ajo picado, perejil, tomillo y romero. Luego, ásalas en una parrilla caliente hasta que estén doradas y tiernas. Añade un poco de sal y pimienta al gusto y sirve como guarnición o como parte de una tabla de antipasti. 
  • Parasol relleno de queso y espinacas: Prepara una mezcla de espinacas salteadas con ajo y cebolla, y mézclalas con queso ricotta o queso de cabra. Rellena los sombreros de las Macrolepiotas con la mezcla y hornea en el horno hasta que estén cocidas y doradas por encima. 
  • Risotto de parasol: Prepara un risotto clásico y, en los últimos minutos de cocción, añade las Macrolepiotas cortadas en trozos. Remueve bien para que las setas se mezclen con el arroz y se cocinen a la perfección. Sirve caliente con un poco de queso parmesano rallado por encima. 
  • Parasol a la crema con jamón: Corta las Macrolepiotas en tiras y saltéalas en mantequilla con ajo y cebolla. Agrega un poco de jamón serrano cortado en tiras y cocina hasta que las setas estén tiernas y el jamón esté dorado. Luego, agrega crema de leche y deja que la salsa se reduzca ligeramente. Sirve caliente con un toque de perejil fresco por encima. 
  • Empanadas de parasol: Prepara una masa para empanadas y rellénala con Macrolepiotas picadas, cebolla, queso y aceitunas. Cierra las empanadas y hornéalas hasta que estén doradas y crujientes. 

Recuerda siempre limpiar bien las Macrolepiotas antes de cocinarlas, eliminando cualquier resto de tierra. Además, es importante cocinarlas adecuadamente para resaltar su sabor y textura, así como evitar la posibilidad de alguna reacción adversa en personas sensibles. 

Y por supuesto, siempre que recolectes setas, asegúrate de tener un conocimiento adecuado de identificación.

Níscalo 

El Níscalo es muy valorado en la cocina por su sabor y textura. Es un excelente acompañamiento para platos de carne y pescado, y se utiliza en diversas preparaciones culinarias, como guisos, salteados, en revueltos, o incluso como ingrediente en sopas y arroces. 

Antes de cocinarlos, es importante limpiar bien los Níscalos para eliminar la posible presencia de restos de tierra y otros materiales no deseados. Algunas personas pueden ser sensibles a las setas, por lo que se recomienda cocinarlos adecuadamente antes de su consumo.  

Aquí tienes algunas deliciosas recetas para preparar con Níscalos: 

  • Revuelto de Níscalos: Saltea Níscalos limpios y troceados en una sartén con aceite de oliva y ajo picado hasta que estén tiernos y dorados. Agrega huevos batidos y revuelve hasta que estén cocidos. Puedes añadir un toque de perejil fresco y queso rallado antes de servir. 
  • Guiso de Níscalos: En una olla grande, saltea cebolla y ajo en aceite de oliva hasta que estén dorados. Agrega Níscalos limpios y troceados, patatas en cubos, zanahorias y caldo de verduras. Cocina a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas y el guiso haya adquirido buen sabor. 
  • Pasta con Níscalos: Cocina pasta al dente y reserva. En una sartén, saltea Níscalos limpios y troceados con ajo y aceite de oliva. Agrega la pasta cocida y mezcla bien. Añade un poco de caldo de verduras y crema para darle cremosidad. Espolvorea con queso parmesano antes de servir. 
  • Níscalos al horno con hierbas: Coloca Níscalos enteros y limpios en una bandeja para horno. Rocía con aceite de oliva y espolvorea con hierbas frescas como tomillo, romero y salvia. Hornea hasta que estén tiernos y dorados. Sirve como acompañamiento o como plato principal con una ensalada fresca. 
  • Níscalos en salsa de vino: Saltea Níscalos limpios y troceados con cebolla y ajo en una sartén con mantequilla. Agrega vino blanco y deja reducir. Luego, agrega caldo de verduras y deja cocinar hasta que los Níscalos estén tiernos y la salsa haya espesado ligeramente. 

Disfruta de estas deliciosas recetas con Níscalos y aprovecha su sabor y textura única.

Rúsulas

Es importante destacar que, aunque algunas son comestibles, otras pueden ser tóxicas o amargas, por lo que  no son tan populares en la cocina como otras setas comestibles. Para garantizar una experiencia segura y disfrutar de las maravillas que la micología nos ofrece, hay que estar completamente seguro de la identificación de las setas antes de consumirlas, y si no, es mejor consultar a expertos micólogos o grupos especializados antes de recolectar o consumir rúsulas.

 Rúsulas salteadas con ajo y perejil: 

Ingredientes: 

  • Rúsulas limpias y cortadas en trozos (si son comestibles y has identificado correctamente) 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • Dientes de ajo picados 
  • Perejil fresco picado 
  • Sal y pimienta al gusto 

Instrucciones: 

  • Limpia bien las rúsulas, eliminando cualquier resto de tierra y materia no deseada. Puedes usar un cepillo suave o papel de cocina húmedo para limpiarlas cuidadosamente. 
  • Corta las rúsulas en trozos más pequeños, si es necesario. 
  • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
  • Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes. 
  • Añade las rúsulas a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernas y doradas. 
  • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir. 

Ten en cuenta que las rúsulas pueden ser amargas y no a todas las personas les agrada su sabor. Si es la primera vez que las preparas, prueba una pequeña cantidad para asegurarte de que te gusta su sabor y textura antes de incorporarlas en una receta más elaborada.

Rebozuelos

Aquí tienes algunas deliciosas recetas para preparar con rebozuelos: 

Rebozuelos salteados con ajo y perejil: 

Ingredientes: 

  • Rebozuelos limpios y cortados en trozos. 
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • Dientes de ajo picados.
  • Perejil fresco picado.
  • Sal y pimienta al gusto.


Instrucciones: 

  • Limpia los rebozuelos cuidadosamente para eliminar cualquier resto de tierra. 
  • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
  • Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes. 
  • Añade los rebozuelos a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernos y dorados.
  • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir. 

 

Risotto de rebozuelos: 

Ingredientes: 

  • Rebozuelos limpios y cortados en trozos. 
  • Arroz para risotto (como arroz Arborio). 
  • Caldo de verduras o de pollo. 
  • Cebolla picada. 
  • Vino blanco. 
  • Mantequilla. 
  • Queso parmesano rallado.
  • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

  • En una olla, calienta caldo de verduras y mantenlo caliente a fuego bajo. 
  • En otra olla grande, derrite mantequilla y saltea cebolla hasta que esté dorada. 
  • Agrega los rebozuelos y cocina hasta que estén tiernos. 
  • Añade el arroz y revuelve para que se impregne bien con la mantequilla y los jugos de los rebozuelos. 
  • Agrega el vino blanco y deja que se evapore. 
  • Agrega una cucharada de caldo caliente al arroz y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se absorba. 
  • Continúa agregando caldo de cucharada en cucharada hasta que el arroz esté al dente y tenga una textura cremosa. 
  • Añade queso parmesano rallado y mezcla bien. 
  • Sazona con sal y pimienta al gusto antes de servir. 

Pasta con crema de rebozuelos: 

Ingredientes: 

  • Rebozuelos limpios y cortados en trozos. 
  • Pasta de tu elección (como fettuccine o tagliatelle). 
  • Crema de leche. 
  • Cebolla picada. 
  • Ajo picado.
  • Aceite de oliva. 
  • Perejil fresco picado. 
  • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

  • Cocina la pasta al dente según las instrucciones del paquete. 
  • Mientras tanto, en una sartén grande, calienta aceite de oliva y saltea cebolla y ajo hasta que estén dorados. 
  • Agrega los rebozuelos y cocina hasta que estén tiernos. 
  • Vierte crema de leche en la sartén y deja que se caliente. 
  • Escurre la pasta cocida y agrégala a la sartén con la crema y los rebozuelos. 
  • Mezcla bien para que la pasta quede bien cubierta con la crema y los rebozuelos. 
  • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir. 

Recuerda siempre limpiar bien los rebozuelos antes de cocinarlos, eliminando cualquier resto de tierra. Además, asegúrate de estar completamente seguro de la identificación de las setas antes de consumirlas. Si no estás seguro, es mejor consultar a expertos micólogos.

Hongos erizo

Aquí tienes una deliciosa receta para preparar hongos erizo: 

Pasta con hongos erizo y crema de ajo y perejil: 

Ingredientes: 

  • hongos erizo limpias y cortadas en trozos. 
  • Pasta de tu elección como tagliatelle o penne.
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • Dientes de ajo picados. 
  • Perejil fresco picado. 
  • Crema de leche o nata. 
  • Queso parmesano rallado. 
  • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

  • Cocina la pasta al dente según las instrucciones del paquete. 
  • Mientras tanto, en una sartén grande, calienta aceite de oliva y saltea los dientes de ajo picados hasta que estén dorados y fragantes. 
  • Agrega los hongos erizo a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernas y doradas.
  • Reduce el fuego y añade la crema de leche a las setas. Deja que se caliente a fuego lento, revolviendo ocasionalmente. 
  • Escurre la pasta cocida y agrégala a la sartén con la crema y las setas. 
  • Mezcla bien para que la pasta quede bien cubierta con la crema y las setas. 
  • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir. 
  • Sirve caliente y espolvorea con queso parmesano rallado por encima. 

Esta receta resalta el sabor delicado de las setas hídnicas y combina muy bien con la crema de ajo y perejil. Puedes disfrutarla como plato principal o como acompañamiento de carnes o pescados. Recuerda siempre limpiar bien las setas antes de cocinarlas, eliminando cualquier resto de tierra. Además, asegúrate de estar completamente seguro de la identificación de las setas antes de consumirlas.

Champiñón

El champiñón es muy versátil en la cocina y se puede preparar de diversas formas. Algunas recetas populares con champiñones incluyen: 

  • Champiñones salteados: Corta los champiñones en rodajas y saltea en aceite de oliva con ajo y hierbas hasta que estén dorados y tiernos. Puedes servirlos como acompañamiento o agregarlos a ensaladas, pastas o arroces. 
  • Rellenos de champiñones: Rellena los champiñones con una mezcla de pan rallado, queso, ajo, hierbas y otros ingredientes de tu elección. Hornéalos hasta que estén dorados y crujientes. 
  • Sopa de champiñones: Prepara una deliciosa sopa cremosa con champiñones, cebolla, caldo de verduras y crema de leche. Puedes agregar hierbas como tomillo o perejil para darle sabor. 
  • Champiñones a la parrilla: Asa los champiñones enteros o en brochetas en la parrilla con aceite de oliva y hierbas. Asegúrate de que estén tiernos y ligeramente dorados. 
  • Champiñones rellenos de queso: Rellena los champiñones con queso crema y espolvorea queso rallado por encima. Hornéalos hasta que estén dorados y el queso esté derretido. 

Recuerda siempre limpiar bien los champiñones antes de cocinarlos, eliminando cualquier resto de tierra. Además, los champiñones son muy fáciles de cultivar en casa, así que si tienes la oportunidad, ¡puedes disfrutar de champiñones frescos cosechados por ti mismo! 

Seta de los Caballeros

La seta de los caballeros es una especie comestible y apreciada en la gastronomía. Su sabor suave y su textura jugosa la hacen ideal para diversas preparaciones culinarias. Algunas recetas populares con setas de los caballeros incluyen: 

  • Saltado de setas de los caballeros con ajo y perejil:
    Ingredientes:

    • Setas de los caballeros limpias y cortadas en trozos. 
    • Aceite de oliva.
    • Dientes de ajo picados.

Instrucciones: 

    • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
    • Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes.
    • Añade las setas de los caballeros a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernas y doradas.
    • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir.

  • Risotto de setas de los caballeros:

Ingredientes: 

    • Setas de los caballeros limpias y cortadas en trozos. 
    • Arroz para risotto (como arroz Arborio). 
    • Caldo de verduras o de pollo. 
    • Cebolla picada. 
    • Vino blanco. 
    • Mantequilla. 
    • Queso parmesano rallado. 
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • En una olla, calienta caldo de verduras y mantenlo caliente a fuego bajo. 
    • En otra olla grande, derrite mantequilla y saltea cebolla hasta que esté dorada. 
    • Agrega las setas de los caballeros y cocina hasta que estén tiernas. 
    • Añade el arroz y revuelve para que se impregne bien con la mantequilla y los jugos de las setas. 
    • Agrega el vino blanco y deja que se evapore. 
    • Agrega una cucharada de caldo caliente al arroz y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se absorba. 
    • Continúa agregando caldo de cucharada en cucharada hasta que el arroz esté al dente y tenga una textura cremosa. 
    • Añade queso parmesano rallado y mezcla bien.
    • Sazona con sal y pimienta al gusto antes de servir.
  • Setas de los caballeros rellenas de queso y espinacas: 

Ingredientes: 

    • Setas de los caballeros limpias y desinfectadas. 
    • Espinacas cocidas y picadas. 
    • Queso crema. 
    • Queso rallado (como queso parmesano o mozzarella). 
    • Pan rallado. 
    • Ajo en polvo.
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • Precalienta el horno a 180°C (350°F). 
    • En un bol, mezcla las espinacas cocidas, el queso crema, ajo en polvo, sal y pimienta. 
    • Rellena las setas de los caballeros con la mezcla de espinacas y queso crema. 
    • Espolvorea pan rallado y queso rallado por encima de las setas rellenas.
    • Hornea en el horno por unos 20-25 minutos, hasta que las setas estén tiernas y el queso esté derretido y dorado.
  • Setas de los caballeros al horno:Instrucciones:
    Rellena las setas de los caballeros con una mezcla de queso crema, hierbas y otros ingredientes de tu elección. Hornéalas hasta que estén doradas y crujientes por encima. 

Es importante mencionar que siempre debes estar completamente seguro de la identificación de las setas antes de consumirlas. Si no estás seguro, es mejor consultar a expertos micólogos o grupos especializados antes de recolectar o consumir setas silvestres. Además, recuerda siempre limpiar bien las setas antes de cocinarlas, eliminando cualquier resto de tierra u otros materiales no deseados.

Seta de Cardo

Algunas recetas populares con seta de cardo incluyen:

  • Risotto de seta de cardo y parmesano: 

Ingredientes: 

    • Setas de cardo limpias y cortadas en trozos.
    • Arroz para risotto (como arroz Arborio). 
    • Caldo de verduras o de pollo. 
    • Cebolla picada. 
    • Vino blanco. 
    • Mantequilla. 
    • Queso parmesano rallado. 
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • En una olla, calienta caldo de verduras y mantenlo caliente a fuego bajo. 
    • En otra olla grande, derrite mantequilla y saltea la cebolla hasta que esté dorada.
    • Agrega las setas de cardo y cocina hasta que estén tiernas. 
    • Añade el arroz y revuelve para que se impregne bien con la mantequilla y los jugos de las setas. 
    • Agrega el vino blanco y deja que se evapore. 
    • Agrega una cucharada de caldo caliente al arroz y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se absorba. 
    • Continúa agregando caldo de cucharada en cucharada hasta que el arroz esté al dente y tenga una textura cremosa. 
    • Añade queso parmesano rallado y mezcla bien.
    • Sazona con sal y pimienta al gusto antes de servir.
  • Salteado de seta de cardo con ajo y perejil: 

Ingredientes: 

    • Setas de cardo limpias y cortadas en trozos. 
    • Aceite de oliva. 
    • Dientes de ajo picados. 
    • Perejil fresco picado. 
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
    • Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes. 
    • Añade las setas de cardo a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernas y doradas. 
    • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir.

  • Seta de cardo rellena de queso y hierbas: 

Ingredientes: 

    • Setas de cardo limpias y desinfectadas. 
    • Queso crema. 
    • Hierbas frescas picadas (como tomillo, romero o perejil). 
    • Ajo picado. 
    • Queso parmesano rallado. 
    • Pan rallado. 
    • Aceite de oliva. 
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • Precalienta el horno a 180°C (350°F). 
    • En un bol, mezcla el queso crema, las hierbas frescas picadas, el ajo, el queso parmesano rallado, el pan rallado, el aceite de oliva, la sal y la pimienta. 
    • Rellena las setas de cardo con la mezcla de queso y hierbas. 
    • Coloca las setas rellenas en una bandeja para hornear y hornéalas hasta que estén doradas y el queso esté derretido. 

Recuerda siempre limpiar bien las setas de cardo antes de cocinarlas, eliminando cualquier resto de tierra u otros materiales no deseados. Además, es importante asegurarse de estar completamente seguro de la identificación de las setas antes de consumirlas. Si no estás seguro, es mejor consultar a expertos micólogos o grupos especializados antes de recolectar o consumir setas silvestres.



Seta de Ratón 

La «seta de ratón» es una especie de hongo pequeño y delicado que, como mencioné en la entrada anterior, no es muy valorado gastronómicamente debido a su tamaño y textura frágil. Además, su sabor suave no es muy pronunciado, por lo que no es una seta que se utilice comúnmente en la cocina. Por esta razón, no hay recetas específicas o populares que se asocien directamente con la seta de ratón. 

Sin embargo, las setas en general son muy versátiles en la cocina, y si deseas incorporar otras variedades de setas comestibles a tus recetas, aquí te presento algunas ideas generales para preparar setas en diferentes platos: 

  • Salteado de setas con ajo y hierbas: Saltea diferentes variedades de setas en una sartén con aceite de oliva y ajo picado hasta que estén tiernas. Agrega hierbas frescas como perejil, tomillo o romero para realzar el sabor. 
  • Risotto de setas: Prepara un delicioso risotto con arroz Arborio y caldo de verduras, y agrega setas salteadas para obtener un plato cremoso y sabroso. 
  • Setas a la parrilla: Asa las setas enteras o en brochetas en la parrilla con un poco de aceite de oliva y hierbas para realzar su sabor. 
  • Setas rellenas: Rellena las setas con una mezcla de queso crema, hierbas frescas y otros ingredientes de tu elección. Hornéalas hasta que estén doradas y el queso esté derretido. 

Recuerda siempre limpiar bien las setas antes de cocinarlas, eliminando cualquier resto de tierra u otros materiales no deseados. Además, asegúrate de identificar correctamente las setas antes de consumirlas y, si no estás seguro, consulta con expertos micólogos o grupos especializados en micología. 

Seta de coliflor

La seta de coliflor es un hongo comestible muy apreciado en la gastronomía por su sabor delicado y su textura suave y esponjosa. Es importante destacar que, debido a su crecimiento en la naturaleza, puede albergar tierra o restos de hojas, por lo que es esencial limpiarla adecuadamente antes de cocinarla. 

Algunas de las formas más populares de preparar la seta de coliflor son: 

  • Salteado de seta de coliflor:
    Ingredientes:
    • Seta de coliflor cortada en trozos más pequeños.
    • Aceite de oliva.
    • Dientes de ajo picados.
    • Perejil fresco picado.

Instrucciones:

    • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
    • Agrega los dientes de ajo picados y saltea hasta que estén dorados y fragantes. 
    • Añade la seta de coliflor a la sartén y saltea a fuego medio-alto hasta que estén tiernos y dorados. 
    • Sazona con sal y pimienta al gusto y espolvorea con perejil fresco picado antes de servir.
  • Cazuela de seta de coliflor:

Ingredientes:

    • Seta de coliflor cortada en trozos más pequeños. 
    • Cebolla picada. 
    • Queso rallado (como queso cheddar o mozzarella). 
    • Crema de leche o nata para cocinar. 
    • Mantequilla. 
    • Sal y pimienta al gusto. 


Instrucciones:

    • Precalienta el horno a 180°C (350°F). 
    • En una sartén grande, derrite la mantequilla y saltea la cebolla hasta que esté dorada. 
    • Agrega la seta de coliflor a la sartén y saltea hasta que estén tiernos. 
    • En un molde para horno, coloca una capa de seta de coliflor salteada. 
    • Espolvorea con queso rallado y repite las capas hasta agotar los ingredientes. 
    • Vierte la crema de leche o nata por encima. 
    • Hornea en el horno por unos 20-25 minutos, hasta que el queso esté derretido y dorado. 
  • Tortilla de seta de coliflor: 

Ingredientes: 

    • Seta de coliflor cortada en trozos más pequeños.
    • Huevos batidos. 
    • Cebolla picada. 
    • Aceite de oliva. 
    • Sal y pimienta al gusto. 

Instrucciones: 

    • En una sartén grande, calienta aceite de oliva a fuego medio. 
    • Agrega la cebolla picada y saltea hasta que esté dorada. 
    • Añade la seta de coliflor a la sartén y saltea hasta que estén tiernos. 
    • Vierte los huevos batidos sobre las setas y mezcla bien. 
    • Cocina la tortilla a fuego medio hasta que esté dorada por ambos lados y cuajada en el centro.
    • Sazona con sal y pimienta al gusto antes de servir. 
  • Acompañamiento en platos principales: La seta de coliflor puede utilizarse como guarnición para carnes y aves, aportando su sabor delicado y su textura única. 

Recuerda siempre cocinar bien las setas antes de consumirlas, ya que algunos hongos contienen sustancias tóxicas que se descomponen con el calor. Además, asegúrate de recolectarlas de fuentes confiables o comprarlas en mercados de alimentos, ya que algunas setas silvestres pueden ser tóxicas o peligrosas si no se identifican adecuadamente. 

La seta de coliflor es una deliciosa adición a tus platos y puede ofrecerte una experiencia culinaria única gracias a su aspecto y sabor distintivos.

Y hasta aquí nuestras recetas para cocinar las magníficas setas que puedes encontrar en la Sierra del Guadarrama.

¡Bon appétit!

RESERVA YA TU PLAZA EN NUESTRO TALLER DE COCINA MICOLÓGICA AQUÍ

Escapada en el día en familia a Pedraza

Escapada en el día en familia a Pedraza

Planear una excursión familiar a uno de los pueblos más encantadores y bien preservados de España puede ser una excelente idea para el fin de semana. Ubicada en la provincia de Segovia, a 130 km de Madrid y a 38 km de la ciudad de Segovia, esta hermosa localidad,...

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *